Perspectivas - De Musas Y Críticos
262
post-template-default,single,single-post,postid-262,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
Formas de ver el amor

Perspectivas

Miedo

He llegado demasiado puntual. Voy a parecer desesperada. Lo peor es que no lo veo. ¿Y si no lo reconozco? ¡Qué nervios, por favor! Todavía no sé cómo me he dejado convencer. ¿Quién me manda a mí meterme en estos líos? ¿Y si es un psicópata? La verdad es que no lo parecía. ¡Es tan tierno, tan sensato y me hace sentir tan cómoda! Hablar con él era como calzarse las zapatillas de andar por casa después de un día de tacones. Pero un chat no es lo mismo que la vida real, la gente nunca es lo que aparenta. Podría haberme mandado una foto distinta, de otra persona… Eso es absurdo, él no haría eso. ¡Creo que lo he visto! Es más alto de lo que pensaba. ¡Estoy atacada! Me marcho. De hecho voy a salir corriendo ¡ya mismo! ¡Pero qué dices, loca! Si te está mirando y viene hacia ti. Se acerca. Demasiado tarde…

Deseo

Ahí está. No me ha visto. Sigue siendo la misma de siempre, con ese aire intranquilo, pendiente de todo sin fijarse en nada. No me extraña que no me reconociera por la foto. Espero que no se enfade porque haya utilizado un apodo. Si supiera quién soy, no habría aceptado quedar. Es curioso, por mucho que después tu vida cambie, tu época del instituto te marca para siempre. Yo era el gordito empollón con gafas, y ella sigue siendo la más guapa. Aunque por lo que contaba, la vida no le ha ido como esperaba, o vamos, como todos esperábamos que le fuera. Le han hecho mucho daño, no cabe duda. Me ha costado horrores convencerla para quedar, como si tuviera miedo. Ya me ha visto. ¿Me ha reconocido? Parece asustada. Voy a acercarme.

Melancolía 

¡Te echo tanto de menos! Los niños no aprueban que venga todas las tardes a este parque y me siente en el banco donde nos dimos el primer beso. Dicen que eso no me hace ningún bien, que lo mejor es pasar página y olvidar… avanzar. Pero, ¿a dónde quieren que vaya yo, a mi edad? ¿Es que nunca han amado? ¿Cómo pueden decirme eso? Mira ese chico, el de la gabardina, ese sí está enamorado. Fíjate como la mira, ella lo busca pero no lo ve y, en cambio, él se deleita contemplándola. ¡Qué romántico! Ahora sí lo ha visto, se le ha iluminado el rostro, parece que se pone nerviosa. Sus ojos brillan como en una primera cita. Me recuerdan a nosotros, mi vida, siempre como el primer día. ¡Cuánto te extraño!

Ilusión

Parques, ese decorado perfecto para una primera cita. Los árboles, el olor a hierba, el canto de los pájaros, todo invita a la ilusión. Por eso Roberto eligió este lugar para encontrarse con Carmen. Mejor en un parque que en un bar, pensó. Además, era consciente de que la sorpresa cuando lo viera sería enorme. Llevan seis meses chateando y Carmen no sospecha que se trata de un viejo compañero del instituto.

Ella no quería meterse en chats, pero Laura le insistió, le dijo que era la mejor forma de encontrar a un hombre, que ella se fijaba demasiado en el físico, aun sin darse cuenta, y así le iba después, de catástrofe en catástrofe. Pero en los tres meses que lleva conversando con él, le ha parecido un hombre sensible, capaz de comprenderla, como si leyera en su alma y la conociera de vidas pasadas. Por eso aceptó quedar, aunque le tiemblan las piernas y siente pánico, y está tentada de salir corriendo en cualquier momento. ¡Hace tanto tiempo que dejó de confiar en los hombres!

Roberto la ve primero. Se deleita observándola e imagina esos instantes iniciales. Poco tienen que decirse, ya han hablado mucho. La invitará a sentarse en un banco. La besará con ese beso contenido durante años, con un beso que espera que no olvide jamás.

por Gloria Llatser

1Comentario
  • carmen

    6 abril 2017 a 15 h 32 min Responder

    Impresionantes relatos , me han puesto la piel de gallina leerlos ,me ha causado una emoción extrema , sentir que tienes un gran talento . Se nota que escribes con el corazón y que tienes un alma de escritora . Iré siguiendo todos tus relatos ….
    Gracias .
    Suerte

Publicar un comentario

dieciocho − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.